Conoce lo necesario sobre las electroválvulas

Una electroválvula resulta ser un tipo de dispositivo electromecánico encargado de controlar por completo el flujo de un fluido que viaja por medio de una tubería o en su defecto de un conducto. En este caso es importante aclarar que las electroválvulas son también consideradas a nivel mundial como válvulas electromecánicas, dado el hecho de que éstas son plenamente controladas por una corriente eléctrica por medio de una bobina solenoidal.

En este caso no está demás señalar que este tipo de válvulas son directamente utilizadas cuando la señal proviene justamente de un temporizador eléctrico, como de un final de carrera eléctrico, de presostatos o incluso de mandos electrónicos. Así que, con las electroválvulas se puede entonces elegir el accionamiento eléctrico para mandos con distancias extremamente largas y asimismo con cortos tiempos de conexión.

¿Cómo funcionan las electroválvulas?

No olviden que el funcionamiento de las electroválvulas se debe gracias a la bobina solenoide que en este caso es la que forma parte de esta herramienta tan útil. Además, tiene un émbolo, un conducto colector, la aguja de la válvula y de igual manera dos sistemas, en este caso uno es el sistema de entrada y el otro el de salida.

Características de las electroválvulas

Tengan en cuenta que una electroválvula puede realmente llegar a accionarse por medio de un mando a distancia, ya que estas utilizan una pequeña corriente auxiliar que es en este caso la que puede conectarse manualmente, o simplemente mediante algunos dispositivos de mando automático como viene siendo el caso de los mencionados a continuación:

  • Manostatos.
  • Relojes de mando.

Así que también tengan en cuenta que el empleo de estas válvulas en sí son las que permiten mantener determinadas variables, como la temperatura, la presión o inclusive el nivel dentro de una gama de valores.

Esto a su vez quiere decir, que las válvulas electromagnéticas o las electroválvulas sirven únicamente para apertura o para cierre totales.

¿Cómo se compone una electroválvula?

Desde ya es importante mencionar que una electroválvula normalmente se suele componer por dos principales partes, que son las siguientes:

  • Solenoide

El solenoide es el que se encarga de generar y de convertir la energía eléctrica justamente en energía mecánica.

  • Válvula

A través de la energía mecánica entonces la válvula es finalmente activada bien sea para cerrar o para liberar el paso.

Usos y aplicaciones de las electroválvulas

A estas alturas para nadie debería ser un secreto que las electroválvulas son muy utilizadas en diversas industrias y asimismo para diferentes aplicaciones como viene siendo el caso de:

  • Sistemas de calefacción.
  • Sistemas de riego.
  • Calentadores de agua.
  • Sistemas de refrigeración.
  • Cambiadores de calor.
  • Distribuidores de gas.
  • Distribuidores de vapor.
  • Industria textil.
  • Entre otros más.

¿Qué tipos de electroválvulas existen?

Quizás muchos de ustedes no lo sabían del todo, pero en la actualidad podemos encontrar en el mercado varios tipos de electroválvulas, y estas se clasifican según el caudal, la presión, el diámetro, el tipo de control y hasta por el número de vías.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*