Consejos para proteger su cuenta de WhatsApp

No hay duda de que WhatsApp plus no tiene rival, como muestran los números. Y a lo largo de los años, entre las muchas nuevas características lanzadas, la compañía también ha invertido en la seguridad del usuario, introduciendo importantes características.

El más significativo es la encriptación de extremo a extremo, un sistema necesario teniendo en cuenta la cantidad de información que la aplicación maneja cada día. En pocas palabras, la encriptación de extremo a extremo, lanzada a mediados de 2016, impide que las conversaciones de los usuarios sean interceptadas por terceros.

La tecnología se basa en dos claves, una privada y otra pública, que se utilizan para cifrar y descifrar los mensajes enviados y recibidos por dos personas. Una tecnología sencilla (utilizada desde los años 80) pero eficaz para proteger las comunicaciones entre los usuarios de WhatsApp.

Si queremos, podemos mejorar la seguridad de la cuenta, reduciendo las posibilidades de que nuestros datos caigan en las manos equivocadas. ¿Cómo? Mediante la aplicación de ciertas medidas.

Salir de todos los ordenadores

Como es bien sabido, WhatsApp permite a sus usuarios (Android, iOS, Windows) utilizar el servicio de mensajería instantánea también desde la web. Simplemente escanea el código QR a través de tu smartphone. Eso es todo. El problema (común a muchas otras cuentas) es cuando nos olvidamos de cerrar la sesión del sistema. Un descuido que puede costarnos caro.

Especialmente si usamos un ordenador público. Cualquiera, de hecho, podría acceder a nuestros datos. En estos casos, lo primero que hay que hacer es abrir la aplicación desde el smartphone, ir a “WhatsApp Web” y pulsar la opción que permite salir de todos los ordenadores.

Autenticación de dos factores

Introducida hace unos meses, la autenticación de dos factores es una herramienta de seguridad que evita que otras personas accedan a nuestra cuenta usando sólo el número de teléfono. Como es bien sabido, para activar el servicio de mensajería, la aplicación necesita un código de verificación, que si es interceptado podría poner en peligro nuestros datos.

La verificación de dos pasos, una vez activada, requiere un código de 6 dígitos además del número de teléfono. Sin el PIN, no se puede utilizar WhatsApp. Para activarlo, abra la configuración de la aplicación. Haz clic en “Cuenta” y luego en “Verificar en dos pasos”. Luego haga clic en “Activar”. WhatsApp te pedirá que introduzcas el código de seguridad de 6 dígitos y una dirección de correo electrónico (útil para restablecer la contraseña).

Proteja su privacidad

La mayoría de las fotografías que publicamos en las redes sociales nos gustaría que sólo las vieran nuestros amigos. Sin embargo, a menudo olvidamos que si no cambiamos la configuración de privacidad, puede ser vista (y descargada) por cualquiera. Esto también se aplica a WhatsApp.

Si no queremos que alguien se haga cargo de nuestra imagen de perfil, es una buena idea tomar medidas para evitar que accedan a las fotos. ¿Cómo lo hacemos? En la configuración de la aplicación, abre “Cuenta” y selecciona “Privacidad” desde aquí. En el siguiente menú haga clic en “Imagen de perfil” y finalmente en “Mis contactos”.

Bloquear WhatsApp

Dejando de lado las contraseñas y los sistemas de seguridad biométricos, un truco útil para proteger WhatsApp es confiar en aplicaciones externas, cuya principal tarea es bloquear el acceso a la aplicación de Facebook. Lo único que hace el software es permitir a los usuarios establecer un código, sin el cual WhatsApp no puede abrirse. Los sistemas son muy útiles cuando, por ejemplo, le prestas tu teléfono a alguien.

Cerrar la galería

Si le preocupa su privacidad, puede que también quiera bloquear el almacenamiento de las fotos que envía y recibe a través de WhatsApp en la galería de imágenes. Aunque el proceso es un poco complejo, puede resultar un arma muy útil contra las personas entrometidas.

Compruebe si existe un administrador de archivos en su smartphone Android (la mayoría de los dispositivos suelen tener uno preinstalado) y utilícelo para buscar en la carpeta de imágenes de WhatsApp. Una vez que lo encuentres, presiona el icono + y crea el archivo .nomedia. Reinicie el teléfono y las imágenes de WhatsApp desaparecerán de la galería.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*