4 pasos para limpiar los suelos de vinilo

El vinilo es uno de los tipos de suelo más populares para cocinas y baños. Pero, ¿a qué se debe esto? Por un lado, es versátil y fácil de limpiar. El vinilo es resistente tanto al agua como a las manchas, y viene en una variedad de formas, colores y patrones. A menudo se confunde con el laminado, pero el vinilo es más resistente a los daños y arañazos.

Si tiene suelos de vinilo, ¡está de suerte! Hay muchas maneras de mantener sus suelos con un aspecto impecable. Incluso puede utilizar ingredientes naturales, como el vinagre, sin necesidad de productos químicos.

¿Qué es el suelo de vinilo?

Los pisos de vinil tipo madera es resistente y hecho de PVC y otros compuestos. Estos componentes se combinan para crear diferentes diseños y colores. Vienen en forma de baldosas o láminas y se aplican al subsuelo con la ayuda de un adhesivo especial o masilla.

Creado originalmente como sustituto de los suelos de goma, el vinilo es más duradero y no se ve afectado por la exposición al oxígeno o la humedad alcalina (1).

Los suelos de vinilo, utilizados a menudo en entornos comerciales, son fáciles de limpiar y resistentes al desgaste. Además, está disponible en varias gamas de precios, lo que lo convierte en una posible opción para las personas con un presupuesto limitado.

Ventajas de los suelos de vinilo

El suelo de vinilo puede soportar un alto tráfico durante mucho tiempo, en comparación con otros suelos, por lo que es tan popular para uso comercial. Un suelo de vinilo bien mantenido puede durar hasta 20 años. Algunos fabricantes ofrecen incluso una garantía de 15 años. (2)

Es resistente a las manchas y al agua, a diferencia de otros suelos como el laminado, que se estropean cuando se exponen al agua. Como el vinilo es resistente al agua, es muy fácil de limpiar: no tiene que apresurarse a secarlo después.

La limpieza de los suelos de vinilo es fácil ya que es muy duradera. Además, requiere poco mantenimiento y no es necesario volver a sellar o encerar, como ocurre con la madera dura, por ejemplo. Cuando su suelo de vinilo necesita una limpieza profunda o un repaso, puede hacerlo fácilmente con un pulidor mecánico y decapantes químicos.

El proceso de fabricación de los suelos de vinilo es barato y, por lo tanto, comprar vinilo tampoco es caro. Los estilos y los precios varían según los fabricantes. Sin embargo, no es tan caro como la madera dura o la piedra natural.

La instalación de suelos de vinilo es fácil y no le costará mucho

Esto puede ahorrarle aún más, ya que no tendrá que pagar a un profesional. Debido a la durabilidad y la estética, los suelos de vinilo pueden incluso aumentar el valor de reventa de su casa. Es una inversión única que se amortiza si se mantiene bien.

Una de las principales razones por las que muchos propietarios se decantan por el vinilo son las diversas opciones de estilo y color disponibles.

Las baldosas y láminas de vinilo pueden imitar una serie de patrones y otros tipos de suelos como el hormigón, la madera, la piedra y el terrazo. Algunos pueden ser muy difíciles de distinguir del original sin mirar muy de cerca las planchas o baldosas.

Además, es fácil dar a tu casa el estilo que deseas, gracias a los diferentes colores disponibles. Si la superficie porosa del mármol te echa para atrás, pero sigues queriendo un aspecto lujoso en el baño principal, el vinilo es una opción excelente. Es una forma estupenda de expresarse y de expresar su estilo mezclando y combinando diferentes colores y diseños.

Instalar suelos nuevos puede ser un trabajo importante y a menudo se acaba pasando una semana en un hotel o en casa de un familiar.

Sin embargo, el vinilo es súper rápido de instalar porque se puede aplicar directamente sobre otros suelos, como el linóleo o el vinilo antiguo. No tendrás que dedicar tiempo a demoler el suelo anterior.

De hecho, el vinilo es muy popular entre los aficionados al bricolaje debido a su instalación: ¡algunos completan el trabajo en 10 minutos!

Los suelos duros, como las baldosas y la piedra natural, pueden resultar ásperos para el cuerpo cuando estamos de pie y caminamos. Por no hablar de lo fríos que pueden llegar a ser durante el invierno. Sin embargo, debido a la construcción de PVC, los suelos de vinilo son suaves para caminar y estar de pie.

Además, debajo del vinilo se coloca una capa muy fina de fieltro o espuma, que da al suelo más flexibilidad. Esta capa protectora adicional también ayuda a que el suelo dure más tiempo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*