Tipos de disfunción sexual en hombres y mujeres

La disfunción sexual es un problema común entre hombres y mujeres. Puede estar causada por problemas físicos y condiciones médicas, como las enfermedades cardíacas y los desequilibrios hormonales, o por problemas psicológicos, como la ansiedad, la depresión y los efectos de traumas pasados.

Existen cuatro tipos o categorías principales de disfunción sexual que se puede tratar médicamente:

Trastornos del deseo

Estos trastornos sexuales afectan al deseo sexual y al interés por el sexo, también se conocen como trastornos de la libido o libido baja. Los niveles bajos de estrógeno y testosterona pueden provocar una disminución de la libido, al igual que los cambios hormonales, las afecciones médicas (como la diabetes y las enfermedades cardíacas), los problemas de pareja, las inhibiciones sexuales, la fatiga, el miedo, la depresión y la ansiedad, entre otras cosas.

Trastornos de la excitación

Estos trastornos dificultan o impiden la excitación física durante la actividad sexual, y pueden darse tanto en hombres como en mujeres. El tipo más común en los hombres es la disfunción eréctil. Cuando una persona tiene un trastorno de la excitación, puede estar interesada en la actividad sexual, pero no puede obtener ninguna satisfacción física de ella.

Trastornos del orgasmo

Implican la ausencia de orgasmo o el retraso del mismo, son un problema común en las mujeres, pero también pueden darse en los hombres. El dolor durante la actividad sexual, el estrés, la fatiga, los cambios hormonales y la disminución de la libido pueden provocar el retraso o la ausencia del orgasmo.

Trastornos del dolor

Estos trastornos, que implican dolor durante el coito, pueden afectar tanto a los hombres como a las mujeres. En las mujeres, el dolor puede estar causado por la sequedad vaginal, el vaginismo (una condición que afecta a los músculos vaginales), las infecciones del tracto urinario (ITU), los cambios hormonales durante la menopausia y otras condiciones. En los hombres, el dolor puede estar causado por la enfermedad de Peyronie (daño físico en el pene), infecciones como las ITU, prostatitis e infecciones por hongos, herpes genital y afecciones de la piel.

Si tiene signos o síntomas de cualquier tipo de disfunción sexual, hable con su médico. Hay tratamientos disponibles que pueden ayudar rápidamente.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*